Cómo es viajar de mochilera por Sudamérica

Cómo es viajar de mochilera por Sudamérica

Cada viaje es una transformación de camino personal y viajar de mochilera por Sudamérica es aún más. Partimos hacia ese destino soñado con una maleta llena de expectativas, teorías, sugerencias pero en el camino, ese viaje va adquiriendo diversas formas. Lo vamos coloreando con nuestros instintos y a través de él se va construyendo nuestro ser.

Esta entrevista tiene diferentes condimentos: crecimiento, auto conocimiento, ideología , entusiasmo, vitalidad, confianza y energía.

Sabri es una mochilera argentina que partió de su casa con un fin: conocer el mundo. Su propósito es conocer América del Sur para después seguir recorriendo otros continente.

En este artículo descubrirán que viajar sola puede ser una iniciativa personal o una consecuencia de otras circunstancias. ¿ Cómo es viajar de mochilera sola por Sudamérica? ¿ Qué necesitamos saber para comenzar con esta aventura?

Sabri nos responde esto y mucho más! Las invito a viajar por este texto.

La vida de una Mochilera
viajando por América del Sur

1- Sabri, es un gusto para Huella Viajera hacerte la entrevista. ¿Quién es @mochilera. argentina?

Mochilera.argentina es solamente una etiqueta, un nombre de localización. Por detrás hay un mundo súper abarcativo, una ideología de intercambio, conocimiento y aprendizaje.

Un amor inmenso por descubrir y recorrer el mundo, descubrir lugares mágicos, diferentes culturas y personas de todos los países. Mochilera argentina nace desde una chica que decidió vivir viajando para cumplir sus sueños y empezó a compartir ese camino con quien quisiera sumarse a la aventura.

En esta comunidad se prioriza el cuidado y respeto hacia el planeta y hacia todos los seres que lo habitan. Se busca trabajar y adoptar la empatía como forma de vida. Somos una comunidad con mucho amor y ganas de aprender siempre algo nuevo. 

2- Hace 2 años que estas viajando de mochilera por Sudamérica. Tengo entendido que este viaje comenzó en grupo y luego llevó a que siguieras tu ruta sola.

¿Cuál fue el sentimiento que te invadió al tener que viajar sola?

Cuando comencé a viajar como mochilera por Sudamérica lo hice en grupo, con mucha gente. Éramos 40 y no conocía a nadie hasta el momento del encuentro. Personas de Chile, Uruguay, Brasil, España y de diferentes provincias de Argentina.

Viajamos en dos colectivos tipo motorhome y recorrimos toda la Argentina durante 4 meses.

Bajamos por la ruta 3, por la costa hasta llegar a Ushuaia (el fin del mundo). Y luego subimos hasta el norte por la ruta 40, al lado de la Cordillera de los Andes.

Fue una experiencia increíble! 4 meses 40 personas conviviendo en un espacio súper reducido. No teníamos luz ni internet. Cocinábamos en dos ornallas, nos íbamos turnando y también preparábamos comidas compartidas.

Viajar sola de Mochilera por Sudamérica

Nos bañábamos en estaciones de servicio o en campings y el 99% de las veces con agua fría. Lavábamos la ropa a mano todos los días. Éramos felices, no necesitábamos más. Vimos los cielos estrellados más hermosos, los nevados más blancos, los atardeceres más coloridos.

Estábamos juntos, los 40, compartiendo un mismo sueño. Y cuando esta aventura finalizó, seguí viajando con un compañero cordobés. Estuvimos más de 4 meses en Bolivia y 3 en Perú.

Hicimos voluntariados, couchsurfing, muchos trekkings y hasta llegamos a Machu Picchu caminando desde Cusco.

Fueron 6 días de caminata y camping, los dos solos en medio de la inmensa naturaleza. Volvimos a Argentina por unos meses y al iniciar una nueva aventura nos separamos. Con mucho amor y respeto cada uno siguió su camino.

Aquí comencé a viajar sola, aunque nunca estuve sola.

Al principio tuve un poco de miedo y ansiedad. Era algo nuevo y desconocido. Estábamos mi mochila y yo frente a un mundo inmenso por descubrir. Me sentí un poco rara en el primer bus que tomé. Miraba por la ventana y llegaban a mi mente mil preguntas sin respuestas.

Me mantuve en calma, tranquila y me repetí varias veces «estás haciendo esto porque querés, nadie te obliga». Dejé que todo fluyera y comencé a disfrutar de esta nueva etapa. Recorrí Perú con más intensidad, luego Ecuador y ahora estoy en Colombia. 

3- Estar fuera de tu país, seguramente ha provocado un movimiento emocional importante pese a que tienes la posibilidad de que tu familia te visite

¿Cuáles son los sentimientos que te abrazan cuando haces un stop y analizas tu vida viajera actual?


Siempre me abrazo al amor. Mi familia está conmigo a la distancia, mis amigos de toda la vida y los que voy haciendo en el camino también. Nunca estoy sola aunque tal vez a veces me sienta así. Me abrazo a los recuerdos, a las fotos, conversaciones y videollamadas.

Intento mantenerme conectada con todo lo que me recuerda quién soy y a quiénes tengo presentes conmigo. El apoyo de esta gente hermosa hace que mi sueño sea más fácil de llevar, viven el sueño conmigo, me acompañan en cada decisión y destino que elijo recorrer. 


4-Cuando empezaste a planificar este viaje ¿Sabías que te ibas por tiempo indeterminado?

Cuando comencé a viajar como mochilera sabía que no había una fecha límite, un pasaje de regreso. Esa fue la idea desde el inicio. Me entregué al universo y dejé que fuera surgiendo todo como tenía que ser. Siempre fui de viajar mucho, pero eran viajes cortos de semanas.

Una vez estuve en Brasil durante 40 días con mi mejor amiga, eso fue lo máximo. Cuando viajaba con amigas, por lo general a las semanas querían regresar a casa, dormir en sus camas y yo no. Yo quería seguir moviéndome de un lado a otro e imaginaba que algún día lo llegaría a hacer.

No sabía cómo ni cuándo pero sabía que ese deseo se haría realidad. 

5-Esta decisión de ser mochilera, surgió por un sueño que tuviste.

Me gustaría que lo compartieras con las viajeras para que estén atentas a las señales que recibimos como prueba de que debemos guiarnos por lo que sentimos.

Soy muy de creer en las energías porque somos energía. Y las señales están ahí a nuestro alcance cada día. Trato de mantenerme atenta, prestarles atención y decifrar el mensaje. Un día tuve un sueño que fue un antes y un después.

Soñé con mi yo del futuro, en donde me veía hablando con una niña (que supongo) era mi nieta. Ella me preguntaba si estaba arrepentida de algo y yo bastante sensibilizada le respondía que sí… Le decía que me hubiera gustado seguir mi sueño de recorrer el mundo, animarme, ver cómo sería y no quedarme con la duda de qué hubiera pasado si lo intentaba.

El mensaje fue muy claro. Me desperté sabiendo lo que quería hacer de ahí en adelante y hacia dónde tenía que enfocar toda mi energía.


6- Me gustaría que nos presentes cada país con una descripción que defina eso que te enamoró de cada uno.

Se me hace muy difícil hablar de alguna característica puntual de cada país, pero sí podría hablar de las que sí comparten.

Los paisajes mágicos están en todos lados, montañas, ríos, lagos, playas, bosques… cada lugar tiene su propio encanto y nunca encontraremos dos iguales.

La gente amable, solidaria y hospitalaria me ha recibido con mucho amor en todos los países, súper agradecida con cada persona que me ayudó en el camino.

La variedad y cantidad de frutas y verduras que tenemos en Latinoamérica es infinita. Sin dudas lo que más amo es recorrer los inmensos mercados llenos de colores. El contacto directo con las personas que trabajan la tierra es único, siempre me quedo hablando con ellas y me emociona el amor que le entregan a la Pachamama.

Estas experiencias son las que valen para mí, lo que me ha ido enamorando de cada país. 

7-¿ Qué consejos brindas a las mujeres que quieran viajar de mochilera por Sudamérica ?

Creo que debemos seguir nuestra intuición y prestarle mucha atención. Al movernos por lugares desconocidos, está bueno tener un mapa de la zona descargado en el celular para poder utilizarlo sin internet.

Avisarle a un familiar, a amigas y amigos cuando nos trasladamos de un sitio a otro y también cuando llegamos.

Tener algo de dinero ahorrado por las dudas, principalmente al iniciar la aventura. Esto nos dará seguridad ante cualquier situación que surja.

Guardar los documentos, dinero, tarjetas u objetos de valor en una riñonera (canguro como le dicen en algunos países). Debemos tenerla siempre pegada al cuerpo abajo de la ropa cada vez que vayamos a viajar.

Recomiendo conseguir algún candado con llave o clave para dejar nuestros objetos en los lockers que tienen generalmente los hostales. Y sino, suelo guardar estos objetos en la cama, abajo del colchón con más cosas para que no llame la atención.

Un cobertor para la mochila o una bolsa grande de basura, de esas negras y gruesas, es fundamental. Cuando nos movemos en transportes es posible que se nos rompa, manche o moje la mochila y cubriéndola la cuidamos para que dure mucho más tiempo.

Por último quisiera hablar de los trekkings o las caminatas de larga distancia. Está bueno que siempre vayamos en grupo o aunque sea con una persona más. Con el tiempo fui haciendo trekkings sola y lo principal es saber de antemano cómo es el camino, cuál es la dificultad y sí o sí tener el mapa descargado. 

viajar sola por Sudamérica


8-Tengo entendido que has hecho couchsurfing y voluntariado para conseguir hospedaje ¿Cómo ha sido tu experiencia?

Mi experiencia en voluntariados y couchsurfing siempre ha sido hermosa! Solo tengo palabras de amor y agradecimiento, súper recomiendo estas modalidades para viajar e interactuar con más gente. Se aprende muchísimo y se comparte aún más.

Está buenísimo porque ahorramos el costo del hospedaje, es una gran ventaja! pero créanme que eso es lo menos importante.

LOS VOLUNTARIADOS

Los voluntariados son diferentes según cada lugar. Fui voluntaria en hostales, hoteles y comunidades, trabajando de 4 a 6 horas por día con uno o más días libres.

Las tareas son variadas y siempre dependerá de lo que necesite el sitio. He hecho desayunos, limpieza, recepción, pinturería, trabajé como mesera y en la cocina pero lo que más hice fue crear contenido audiovisual. Aprendí de todo un poco y practiqué idiomas atendiendo a los huéspedes. Conocí muchos viajeros y viajeras en cada voluntariado y compartimos hermosos momentos, aventuras y grandes comidas.

COUCHSURFING

Es algo totalmente diferente. Una persona, un grupo de amigos o una familia te hospeda y ponen las condiciones a cumplir. Siempre fueron muy amables conmigo dándome mucha libertad y haciéndome sentir como en casa.

De mi parte siempre traté de colaborar con lo que pude, cocinando, ordenando, limpiando o lo que se necesitara. Con couch podemos conocer la cultura de manera directa y local. Gracias a estas experiencias pude hacer muchos amigos en el camino, sumando conocimientos y anécdotas únicas.

Aquí les comparto la página de couchsurfing.com


9-Seguramente hay muchas viajeras que también sean veganas como tú y que piensen que viajar les puede dificultar su dieta diaria.

¿Qué deben tener en cuenta con respecto a esto en los diferentes países que visitaste?

Si vamos a viajar con un presupuesto bajo debemos ser conscientes de que comer afuera, en restaurantes o en la calle, no es algo sostenible en el tiempo para nuestra billetera. Y esto lo digo en general, llevemos una alimentación vegana o no.

Por lo tanto, recomiendo que cocinemos por nuestra cuenta. Yo lo hago todos los días y cada taaaanto me doy el gusto de comer en algún sitio.

En los países de Latinoamérica encontraremos por todos lados mercados llenos de frutas, verduras, legumbres, cereales, frutos secos, etc etc etc. Entonces listo! Ahí está nuestro menú.

A veces cocino para varios días y guardo la comida en tuppers. Fácil, rápido, económico, saludable y sin sufrimiento  animal.


10- Muchas mujeres no se animan a viajar sola por miedo a que les sucedan cosas que les hagan daño o miedo a no saber resolver los problemas que les surjan ¿Qué les dirías a estas mujeres?

Creo que el miedo es parte de la vida pero como lo percibamos es nuestra responsabilidad.

El miedo estará siempre, aunque nos mantengamos viviendo entre cuatro paredes. Saltar esas barreras nos dará un poder interior muy fuerte y con él podremos lograr todo lo que queramos. Actuemos más desde el amor, desde lo que nos mueve y emociona. Creo que por ese camino la vida es más asombrosa.

Hay una frase que siempre me gusta decir y es que, dónde hay miedo, hay mucho por aprender. Tomemos el miedo como impulsor para lograr todos los sueños que queremos cumplir. 


11-Huella Viajera tiene como propósito incentivar a que las mujeres se atrevan a viajar solas , ¿ Qué mensaje pueden enviarles a estas mujeres para que vivan esta experiencia?

Viajar sola es mágico! Y a la vez contradictorio porque nunca estoy sola. Cuando viajamos con nuestra propia compañía, ampliamos nuestra visión, nuestro círculo de energía. Descubrimos, conocemos, aprendemos, crecemos.

Cambiamos constantemente, nos conectamos, nos escuchamos y empezamos a entender cuál es nuestra misión, nuestro propósito de vida. Es un viaje exterior increíble, lleno de anécdotas, experiencias y vivencias.

Con momentos únicos, muchos felices y otros difíciles. Si, es un viaje exterior increíble, pero a la vez es un viaje interior interminable (el mejor que podemos hacer). Y si las ganas de viajar sin compañía están, por ahí es. ¿ Qué estás esperando? 


12-Te haría muchas preguntas más pero lo dejo para una próxima entrevista . Finalizando, sería lindo que nos expreses que significa para ti la palabra VOLAR

Volar es animarme a ir más allá. Más allá de los límites y de lo conocido. Es flotar por encima de las situaciones complicadas y observarlas, también ver de lejos los momentos que más amamos vivir, saber reconocerlos y valorarlos para repetirlos.

Es entender que podemos movernos las veces que queramos por diferentes caminos. Darnos cuenta de que podemos volar sin alas, despegar de la tierra y fluir en el aire. Es una sensación que por momentos nos ata a una adrenalina en subida pero a la vez nos suelta hacia la libertad, hacia el no saber bien que va a pasar después.

Todo el poder está adentro nuestro y depende de mí, de vos y de cada persona, cuan alto queramos volar. 

SABRI, GRACIAS POR COMPARTIR CON NOSOTROS TU EXPERIENCIA VIAJERA

________________________________

Viajeras, ¿ Les pareció útil el artículo? Espero sus comentarios y experiencias viajando como mochilera.

4 comentarios sobre “Cómo es viajar de mochilera por Sudamérica

  1. Hola ! Primero muchas gracias por compartir esto, es hermoso leerlo. Me ayuda mucho, me entusiasma cada vez más para agarrar la mochila e irme. Me sentí muy bien al leer que tambien es vegana, me dio más tranquilidad. Gracias y buenas vibras♡

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.